Las empresas prestamistas o las grandes instituciones bancarias, destinan créditos a los clientes a fin de que los mismos, puedan completar sus objetivos monetarios. En el territorio de San Juan, barrio perteneciente a la ciudad de México, no sólo encontrará tales instituciones, sino también cooperativas que ofrecen los mismos servicios, a muy bajo costo y un fácil acceso. Nos referimos a las cajas de créditos para San Juan, las cuales benefician a los socios no sólo con la atribución de capital, sino educándolos en el correcto uso de la ayuda financiera y promoviendo el ahorro. Los requisitos son básicos, y las autorizaciones en general, no superan las 24 horas. Claro está, que cada una de estas cooperativas, tienen condiciones y formalidades particulares, distinguiéndolas unas de otras.

Los montos otorgados por las cajas de préstamos en San Juan, se relacionan con el tipo de préstamo al cual los socios acudan. Sumas de hasta 100 mil pesos por lo general, son de créditos personales, provechosos para saldar antiguas deudas, esquivar imprevistos económicos, vacacionar, cumplir con eventos de altos costos, adquirir bienes de consumo, o satisfacer necesidades inmediatas. Montos mayores, están disponibles en créditos empresariales, automotrices e hipotecarios, para la inversión en negocios y la adquisición de vehículos y bienes inmuebles. En caso de calificar, el capital es entregado en efectivo con la promesa de pago, pues el dinero debe volver a la cooperativa a modo de que la misma, pueda continuar beneficiando a los restantes socios.

El financiamiento, también es relativo a cada una de las cajas de préstamos de San Juan, adaptables para cualquier situación. Los pagos pueden ser fijos o en cuotas condicionadas por una tasa de interés no fija. La anterior, se detalla semanal, mensual o anualmente, acorde al plazo estipulado. Si las cuotas son con periodicidad semanal, entonces el plazo es expresado semanalmente, en caso de ser mensuales, sucede de la misma manera. Para créditos personales, los plazos más frecuentes son de 12 a 60 meses, aunque ciertas cooperativas no incluyen penalización por pagos adelantados. Así, es posible saldar la deuda en el momento que precise. Los costos, son en general, los más bajos del mercado, pues la intención es colaborar con las familias, y que las mismas, puedan saldar el servicio sin problemas. Encontrará costos mensuales totales del 2% sobre el monto, por ejemplo, en Caja Popular Mexicana para créditos personales. No soy muy frecuentes, comisiones por apertura o por administración, disminuyendo los costos.

Como requisitos, se demanda su credencial de elector, un comprobante de ingresos actuales y constantes, un comprobante de domicilio también actual, la solicitud de crédito emitida en la entidad, y no obviamos, ser socio de la misma. También es posible encontrar requisitos como presentación de avales, actas de nacimiento y de familia en caso de tenerla,  un depósito mínimo social, entre otros. En caso de no cumplir con algunos de los anteriores, muchas cooperativas ofrecen líneas de crédito, de simple alcance.

A modo de ejemplo, mencionamos ciertas cajas de préstamos a las cuales puede recurrir, aunque decimos que no son las únicas en el territorio. Caja Popular Mexicana, con contacto telefónico al 01 800 710 0800, Caja Inmaculada llamando al 01 800 466 2281 y Cajas Alianza, de teléfono 01 800 468 2222. Los anteriores números son sin costo alguno, con atención las 24 horas del día. Solicite direcciones próximas a usted, o realice consultas desde la comodidad de su hogar.