Las cajas de préstamos, son cooperativas que estimulan el ahorro y el apropiado uso del crédito, a través de sus servicios. Los socios están beneficiados con productos económicos de bajo costo y fácil acceso, que colaboran con la satisfacción de sus necesidades. Se apoya la inversión y el libre consumo, siempre en los términos correctos. Uno de los tipos de crédito más buscados son los grupales, donde una sociedad de cierta cantidad de participantes, buscan capital que permita cumplir con las metas propuestas por los mismos. Tal operación, está disponible en muchas de las cooperativas a las cual nos referimos, es decir las cajas de préstamos grupales, tema del cual vamos a brindar información en este artículo.

En el país encontraremos una vasta cantidad de estas entidades, con excelentes servicios para nuevos y antiguos socios. A modo de ejemplo, citaremos Caja Popular Mexicana, CPM, aunque repetimos, es posible recurrir a cualquiera de las cajas de créditos grupales que más le satisfaga, en el territorio.

Para recurrir a un préstamo grupal en CPM, primero es necesario ser parte de la institución. Asociarse, es una tarea simple, pues sólo se demanda de una identificación oficial mayor a 18 años de edad, habitar o trabajar en territorio donde se ubica una sucursal de la entidad, y estar en el goce de los derechos civiles. Luego de ser derechohabiente, se le ofrecerá el crédito grupal, apto para sociedades de mínimos 12 integrantes. Se debe presentar una identificación oficial, comprobante de domicilio actual y la solicitud de crédito emitida en la institución. Además, se tiene en cuenta el historial crediticio del titulado, como una formalidad excluyente, en caso de ser negativo. Si la situación es opuesta, se ofrecen grandes beneficios. Cumpliendo tales requisitos, se prestará un capital para apoyar las actividades comerciales de los integrantes, sujeto siempre a capacidad de pago.

La contrapartida de la operación financiera, se da en cuotas fijas con frecuencia equivalente a la frecuencia de ingresos del titular, bajo una tasa de interés fija del 2.3% mensual sobre el monto, aproximadamente. El crédito tiene un plazo límite en 36 meses, aunque exento de comisiones por pagos adelantados, se puede eliminar la deuda antes de tiempo. No sólo no existen tales comisiones, sino que también se evitan costos por apertura o por administración. El costo anual total promedio llega a un 31% aproximadamente.

Para contacto, puede comunicarse por vía telefónica llamando al 01 800 710 0800 sin costo alguno, desde cualquier parte del país. La atención se da las 24 horas del día, los 365 días del año, donde los asesores están calificados para responder cualquier consulta, atender reclamos y brindar mayor información. Desde la comodidad de su hogar, adicionalmente, puede solicitar direcciones de sucursales próximas a usted donde presentarse en persona. 

Las cajas de préstamos grupales son muy utilizadas por los habitantes del país, pues muchos proyectos diseñados por socios, se vuelven rentables. Como ventaja en estas entidades, el riesgo se disminuye, pues los costos son mínimos y los pagos son adaptables a la situación económica del titular del servicio. Esto se da, debido a que las cajas de préstamos tienen como principal meta, colaborar con los socios en su totalidad. Si sufre imprevistos como pérdida laboral, accidentes o incapacidades, las cooperativas están a su disposición, y se buscará en todos los casos, la mejor solución para ambas partes.